sábado, 5 de octubre de 2013

Los latidos del reloj


Haces que se me pare el corazón de golpe, 
que mi lado más extraño vaya dando de qué hablar,
y que me duela más cada simple toque,
y que el reloj me incordie, y me pueda torturar.

Que la lluvia caiga, que yo no la note, 
que sin tu cariño más no puedo yo avanzar